La tragedia del incendio en Barracas

La Masonería Argentina expresa su profunda consternación por el fallecimiento de los servidores públicos que ofrendaron sus vidas en el incendio ocurrido ayer en el barrio porteño de Barracas.

 

La trama social se desarrolla y consolida en tanto miles y miles de mujeres y varones, ciudadanos anónimos, experimentan el deseo íntimo de realizar  acciones destinadas al prójimo. En el caso de los servidores públicos, esa inquietud se expresa como vocación que preside todos y cada uno de los momentos de sus vidas.

 

Esos bomberos,  policías federales y metropolitanos y agentes de la Defensa Civil expresan la solidaridad en un sentido íntimo y profundo, uno de los valores centrales del ideario masónico.

 

La masonería Argentina se pone a disposición de los familiares y amigos de las víctimas, los acompaña en su inmenso dolor.