La ley de enseñanza laica

La Masonería Argentina recuerda hoy el 131° aniversario de la promulgación de la Ley 1420 de educación común, laica, gratuita y obligatoria.
 
Esa norma legal, duramente batallada por los masones de la época, estableció la instrucción primaria obligatoria, gratuita y gradual. Colocó la escuela pública al alcance de todos los niños, constituyó un hito básico en la fundación del Estado y dio nacimiento a  la educación pública.

 

Domingo Faustino Sarmiento, que había ejercido la Presidencia de la Nación hasta 1874, renunció como Gran Maestre de la Masonería Argentina para dedicarle todo su tiempo a la sanción de esa ley.

 

Roca, a poco de asumir en 1880, creó el Consejo Nacional de Educación para la educación primaria, encabezado por Sarmiento. Los debates parlamentarios demostraron la defensa ardorosa de  dos posiciones diferentes.

 

Hacia 1910, dos de cada tres personas ya sabían leer y escribir en tanto la escolarización alcanzaba al 90%.La democratización de la educación abrió el camino a la democratización de la política y recorre los senderos de la República aún en sus tiempos más azarosos. 

 

Nicolás Orlando Breglia
Gran Maestre