Ataque terrorista en Paris

La Gran Logia de la Argentina expresa su más profunda indignación ante el cobarde ataque perpetrado en los múltiples atentados sufridos por los ciudadanos de París. 

Dichas muertes son el resultado del fanatismo integrista que descree de la democracia en una sociedad libre, abierta y plural. 

Francia ha sido la cuna de las libertades, aquellas que forjaron a los estados modernos de Occidente. Ha sido el semillero de los hombres del Iluminismo y la Enciclopedia.

En estas trágicas circunstancias, la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones hace llegar sus más sentidas condolencias a las familias que han perdido seres queridos y a los miembros de las fuerzas de seguridad que han perecido en el cumplimiento de su deber. Y se solidariza con el pueblo y gobierno del Estado Francés para que nunca más sucedan estos repudiables hechos que enlutan a nuestra sociedad.

Libertad, Igualdad y Fraternidad!

Buenos Aires,  Noviembre de 2015

Nicolás Orlando Breglia
Gran Maestre

Matanzas que conmueven a la Humanidad

El mundo se ha conmovido con la foto del niño sirio muerto en una playa de Turquía.  Aylan Kurdi, de tres años de edad, ya simboliza a las miles de mujeres y varones que huyen de África y Medio Oriente  tratando de encontrar refugio en Europa.

Llama la atención la morosidad de los organismos internacionales y de las grandes potencias para detener las matanzas que se suceden desde hace demasiado tiempo bajo pretextos étnicos y religiosos.

La Masonería Argentina llama la atención sobre este tema que debe sensibilizar a los corazones nobles. Reclama, además, la inmediata participación de la Masonería Universal a través de sus organizaciones,  para que cesen las muertes y se reponga una paz sostenible que preserve la vida humana como primer valor. Ésa será la base sobre la cual podrán contenerse las huidas en masa y sus secuelas.

Está también en crisis el sistema de asilo y, por encima, la solidaridad que nos merecemos los seres humanos. Durante 2015, miles de migrantes que huyen de guerras y persecuciones, han perdido la vida o se encuentran en estados que no se compadecen con valores de dignidad mínima.

Los masones debemos estar en la primera fila de la colaboración en esta hora aciaga de la humanidad.

Nicolás Orlando Breglia
Gran Maestre
Septiembre 2015

Situación en Tucumán

La Masonería Argentina expresa su preocupación por los hechos ocurridos en Tucumán. Durante y después del acto electoral se cometieron delitos de diversa índole encaminados a evitar la absoluta y plena libertad de sufragio y a tratar de tergiversar la voluntad ciudadana.

Oficialistas y opositores tienen sus razones y explicaciones, la Masonería no se expide sobre ellas. Subraya, en cambio, que la quema de urnas, la eventual  modificación de telegramas para el escrutinio provisorio o el reparto de dádivas constituyen prácticas inaceptables que retrotraen la cultura política a décadas de presiones, arbitrariedades y voto cantado. En ese sentido, llama la atención sobre la innecesaria represión policial a los manifestantes que se habían reunido pacíficamente en la Plaza Independencia de la capital provincial.

La Masonería Argentina llama a la pacificación de los espíritus, a que el escrutinio definitivo se realice conforme a la ley y con procedimientos absolutamente transparentes. El resultado debe ser legal y legítimo porque así asegurará la correcta gobernabilidad de las autoridades que surjan de las elecciones.

Los partidos políticos también deben saldar la necesidad de un sistema electoral homogéneo en todo el país que evite posibles ventajas de sectores a la hora del comicio. Las pruebas de voto electrónico que se han realizado hasta el momento en varias provincias señalan que ése es un camino digno de ser explorado. En lo inmediato podría tomarse en cuenta la propuesta de boleta única complementaria sugerida por la ONG Ser fiscal para evitar la falta de boletas en las mesas de votación.

En el mediano plazo, los partidos políticos deberán encarar acuerdos que permitan establecer consensos para un proyecto nacional. Una vez más, la Masonería ofrece su ámbito para el auspicio de esa iniciativa que promulgue la paz y el encuentro de todos los argentinos.

Nicolás Orlando Breglia
Gran Maestre
27.08.2015

La violencia es inadmisible

La Masonería Argentina expresa su profunda preocupación ante el episodio de violencia política ocurrido en Jujuy en el que un joven fue asesinado durante un trabajo de militancia partidaria.

Nuestro país ha vivido largas etapas de desencuentros con un alto saldo de víctimas. Resulta inadmisible que se repita un hecho de esta naturaleza, más aún cuando están en pleno desarrollo los pasos políticos e institucionales para la renovación pacífica de autoridades nacionales, provinciales y municipales.

La violencia es la más clara antagonista de las ideas. La Masonería es desde 1857 el ámbito neutral donde se debaten los disensos en un clima de libertad, igualdad y fraternidad. Una vez más abre sus puertas y se propone para la dilucidación civilizada de las controversias y para que el horror del crimen quede definitivamente desterrado de nuestra realidad.

El buen ejercicio de la democracia, la sana aplicación de la división de los poderes del estado, la paz y la serenidad son los marcos adecuados para el cumplimiento normal del ciclo electoral que transitaremos hasta el cambio de autoridades el 10 de diciembre próximo.

La Masonería Argentina hace llegar sus condolencias y pesar a los familiares, amigos y allegados del joven que perdió la vida en tan infaustas circunstancias.

Nicolás Orlando Breglia
Gran Maestre
20 de Agosto 2015

Intentan eliminar la educación laica

La Masonería Argentina expresa su preocupación por el avasallamiento de la ley 1.420, el instrumento que organizó la educación común, laica y obligatoria a cuyo amparo se integraron a nuestra sociedad millones de inmigrantes y sus descendientes argentinos.

El paso del tiempo y el cumplimiento de sus fines determinó que esa ley, dictada a fines del siglo XIX, haya sido reemplazada por legislación acorde a los nuevos tiempos, con excepción del artículo 8 que garantiza la laicidad de la educación pública.  

La laicidad determinó el carácter optativo de las clases de religión que debían ser dictadas antes o después del horario escolar y con autorización de los padres. Ninguna ley en materia educativa posterior a la 1.420 derogó el artículo referido.  

Este paso, a cargo de la Comisión Bicameral de Digesto Jurídico Argentino del Congreso de la Nación, abre el camino a la reimplantación de la enseñanza religiosa en los establecimientos de enseñanza pública, tal como lo ha establecido, por ejemplo, el gobierno de Salta. 

Es correcta y necesaria la publicación de un Digesto que ponga claridad acerca de las normas legales que rigen nuestro derecho positivo, pero esa tarea no puede encubrir acciones que afecten el fuero íntimo y las convicciones de millones de argentinos.   

La Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, institución que desde 1857 trabaja sin interrupciones, llama la atención de los legisladores encargados de analizar el Digesto y exhorta a las autoridades a evitar un paso de las dimensiones señaladas. La educación pública, gratuita y laica es un bien cultural y espiritual de todos los argentinos, un valor que cohesiona a nuestras familias. 

Nicolás Orlando Breglia
Gran Maestre