Estinaslao del Campo

Oriundo de la Ciudad de Buenos Aires, hijo de padre porteño y madre tucumana, estudió en la Academia Porteña Federal y trabajó luego como empleado de tienda. En 1852 participó de la defensa de la ciudad sitiada por el general Lagos, luego se desempeñó en la Aduana, fue secretario de la Cámara de Diputados después de incorporarse al Partido de Alsina y combatió en Cepeda y Pavón. En 1861 era Capitán, más tarde teniente coronel, en medio fue electo diputado nacional antes de desempeñarse como Oficial mayor del Ministerio de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. En forma simultánea ejerció la política y escribió poesía. Sus versos iniciales ganaron popularidad bajo el seudónimo de Anastasio el Pollo.

Escribió en los diarios El Nacional y Los debates. Fue iniciado masón el 3 de junio de 1858 en la Augusta y Respetable Logia Lealtad N° 6 donde compartió animados contrapuntos con su hermano masón Hilario Ascasubi, “Aniceto el Gallo”.

Fue autor de Los debates de Mitre y Carta de Anastasio el Pollo, dos obras aparecidas en 1857. Fausto, publicada en 1866, señaló un hito de importancia en su carrera. El protagonista es el paisano Anastasio el Pollo, espectador casual de la ópera "Fausto" de Gounod en el Teatro Colón. Anastasio dialoga con su amigo Don Laguna, un gaucho al que encuentra en medio de la pradera bonaerense, y le relata lo que vio en el teatro como si la opera fuese un hecho real en el que están presentes el diablo, las transformaciones de Fausto y las vicisitudes de Margarita. Fausto, calificado como poema gaucho-burlesco, obtuvo excelente crítica y abrió una larga polémica entre Pedro Goyena y Eduardo Wilde. Ese intercambio posibilitó que el libro y la figura de Estanislao del Campo mantuvieran una extensa vigencia.

A su fallecimiento, el 6 de noviembre de 1880, el hermano masón José Hernández pronunció una sentida oración de despedida. Había nacido el 7 de febrero de 1834.

La Masonería Argentina recuerda a su querido hermano Estanislao del Campo, hombre de rectitud incuestionable que brilló en las distintas facetas de su breve trayecto.