Juan Bautista Alberdi

 La Masonería Argentina recuerda a su hermano Juan Bautista Alberdi cuando se cumplen 128 años de su fallecimiento en Francia.

Miembro honorario de la Logia San Juan de la Fe número 20, actuó masónicamente en Buenos Aires, Francia y Montevideo, donde contó con la protección de Garibaldi  y Mazzini  e integró “La joven Italia”. Fue el encargado de llevar a Montevideo las Palabras Simbólicas de la Asociación de Mayo, fundada por Esteban Echeverría.

Juan Bautista Alberdi nació en Tucumán el año de la Revolución de Mayo. Vivió extensos períodos de exilio en Uruguay, Chile y Europa.

Ejerció la abogacía, la  literatura y el periodismo. Escribió Bases para la organización política de la Confederación Argentina, que hizo llegar a Justo José de Urquiza, triunfante en Caseros, y también a Domingo Faustino Sarmiento, con quien había sostenido viva polémica en sus Cartas Quillotanas, respondidas por Sarmiento en Las ciento y una. El eje profundo de la controversia era la aceptación o no de la jefatura de Urquiza.

Las Bases constituyeron el antecedente central de la Constitución Argentina sancionada en 1853, cimiento de la Organización Nacional. Alberdi adhirió a la Confederación frente a la política de Buenos Aires que tardaría siete años en unirse al resto del país después de Cepeda y Pavón y la modificación del texto constitucional en 1860. En todos esos actos, la Masonería Argentina también cumplió un papel preponderante convirtiendo en acuerdos los disensos políticos entre sus hermanos Urquiza, Mitre y Sarmiento, entre otros. Los tres obtuvieron el Grado 33 de nuestra Institución; Mitre y Sarmiento fueron, además, Grandes Maestres de la Masonería Argentina.  

Juan Bautista Alberti  fue consejero del gobierno de Urquiza y representante plenipotenciario de la Confederación Argentina en las legaciones de París, Madrid y Londres.

Escribió Las palabras de un ausente, El voto en América, El crimen de la Guerra, Sistema Económico y rentístico de la Confederación Argentina, Preliminar al estudio del derecho. Editó periódicos políticos y literarios, artículos costumbristas bajo el seudónimo de Figarillo, y una crónica dramática sobre la Revolución de Mayo.

La Masonería Argentina recuerda hoy a su querido hermano Juan Bautista Alberdi, cuyo pensamiento y acción fueron piedra angular de la construcción de nuestra patria y sus instituciones civiles y democráticas, alejadas de dogmatismos y fanatismos.