Alem y Perón

Es el 1de julio la fecha en que coinciden los decesos de Leandro Alem y Juan Domingo Perón, respectivos fundadores de  dos de los principales partidos políticos del siglo XX en la República Argentina. 

Leandro Alem fue legislador  provincial y nacional, ejerció circunstancialmente como militar y fue Gran Maestre de la Masonería Argentina. Juan Domingo Perón fue Presidente de la Nación en tres oportunidades.

Alem vivió entre 1842 y 1896. Tras su paso por el Partido Autonomista, fundó sucesivamente el Partido Republicano, la Unión Cívica de la Juventud y la Unión Cívica Radical. 

Alem y Bartolomé Mitre habían dado vida a la Unión Cívica que en 1890 fue protagonista de la Revolución del Parque  reclamando elecciones libres. Un año después, ambos ex Grandes Maestres de la Masonería Argentina  fundaron  la Unión Cívica Radical y la Unión Cívica Nacional respectivamente, cuando sus  sectores no pudieron superar las divergencias políticas. 

En 1895 Alem, de profesión abogado, obtuvo una banca de diputado nacional a pesar del fraude, pero un sector interno de su partido protagonizó cierto acercamiento al gobierno. Se sucedieron las disputas internas en el radicalismo y sobrevino un  fuerte desentendimiento con su sobrino Hipólito Yrigoyen,  hermano masón que por entonces era el  principal dirigente de la Unión Cívica Radical en la Provincia de Buenos Aires.  Alem sufrió una  fuerte depresión que lo llevó a adoptar una decisión trágica.  

Leandro Alem, que como militar luchó en Cepeda, Pavón y la Guerra del Paraguay,  alcanzó la más alta dignidad de la Masonería Argentina. Fue Pro Gran Maestre en la fórmula que encabezó Domingo Faustino Sarmiento y gobernó la Institución a la renuncia del ex Presidente, cuando Sarmiento decidió dedicar  todo su esfuerzo a la sanción de la ley 1.420 de educación obligatoria, laica y gratuita.

Alem se inició en la Logia Constancia número 7 el 17 de octubre de 1871. Fue su Venerable Maestro (Presidente) dos años después. En 1881 fundó la Logia Docente, de la que fue su primer Orador (representante de la ley masónica). Tras encabezar la frustrada revolución de 1893, encontró refugio para salvar su vida en un recinto masónico de la ciudad de Rosario. 

Juan Domingo Perón nació el año de la muerte de Alem. Su vida se extendió hasta 1974. Es el único caso de un ciudadano elegido Presidente de la Nación en tres oportunidades: [] periodos 1946–1952;1952–1958, (no lo completó por el golpe militar que lo derrocó en setiembre de 1955) y 1973-1977, inconcluso a causa de su fallecimiento. 

De profesión militar, la carrera política de Perón comenzó en el Departamento Nacional de Trabajo, elevado posteriormente a Secretaría de rango ministerial, donde adoptó  medidas a favor de los sectores obreros. Simultáneamente ejerció la Vicepresidencia de la Nación y como Ministro de Guerra, pero renunció a sus cargos el 9 de octubre de 1945 por presión de un grupo de militares encabezado por el general Eduardo Ávalos. Fue detenido, alojado en la isla Martín García, luego en el Hospital Militar Central‎ y liberado tras una  movilización obrera a la Plaza de Mayo el 17 de octubre de 1945. 

A partir de su llegada a la Presidencia creció el número de inscriptos en las escuelas primarias y secundarias  y accedieron a la educación secundaria  los hijos de clase media y de la clase trabajadora. Mantuvo la enseñanza religiosa en las escuelas públicas, instaurada por el presidente de facto Pedro Pablo Ramírez; fue abolida en diciembre de 1954 por el conflicto del gobierno con la Iglesia Católica. 

En materia universitaria, entre 1946 y 1955 no rigieron los principios de la Reforma de 1918, pero mejoró la  infraestructura con la construcción en Buenos Aires de una nueva sede de la Facultad de Derecho, la creación de Arquitectura y de Odontología,  la Universidad Obrera (hoy Universidad Tecnológica Nacional) y  la remodelación de  edificios universitarios en el interior del país. Se decretó la gratuidad de la enseñanza a cuyo amparo se triplicó el número de alumnos. En 1951 nació el Consejo Nacional de Investigaciones Técnicas y Científicas (hoy CONICET).

 

La Masonería Argentina, lugar de encuentro de ciudadanos que adhieren a diferentes puntos de vista políticos y religiosos, destaca en este día que la pluralidad de ideas y la tolerancia recíproca son bienes que nuestra sociedad debe construir con solidez y sin desmayos porque cimentan la honra de nuestra pertenencia a la misma Patria.