Florentino Ameghino

La Masonería Argentina recuerda hoy a su querido hermano masón Florentino Ameghino que solo  vivió  57 años.

Oriundo de Luján, recogió la posta del paleontólogo Francisco Javier Muñiz antiguo residente de la zona. Ya en Buenos Aires, estudió francés para acceder a los principales autores científicos en su propio idioma, ingresó en la Escuela Normal de Preceptores. Como maestro regresó a Mercedes (1869), y se familiarizó con la bibliografía del Museo Histórico Natural que dirigía Burmeister en Luján.

Además de su ejercicio del magisterio y de sus investigaciones, trabajó durante cinco años en el desarrollo de su libro La antigüedad del hombre en el Plata, que publicó en 1880. En forma simultánea,  la Sociedad Científica Argentina premió su trabajo sobre El hombre cuaternario en la pampa (1876).

Dos años después de ese galardón, Ameghino se trasladó a Europa donde dio a conocer sus novedades en la Exposición de París. También presentó memorias al Congreso de Antropólogos (París)  y al Congreso de Americanistas (Bruselas).

Cuando volvió a nuestro país en 1881, Florentino Ameghino había obtenido justa fama y alto reconocimiento internacional en su doble condición de antropólogo y geólogo. Son muy recordadas sus clases universitarias en La Plata, Buenos Aires y Córdoba. En 1902 fue designado director del Museo de Historia Natural.

Ínterin, descubrió alrededor  de mil especies nuevas de la fauna fósil. Aún mantiene vigencia la clasificación estratigráfica de la formación pampeana que desarrolló Ameghino. Fue autor, al respecto,  de Los mamíferos fósiles de la América Meridional y La formación pampeana (1880), Filogenia (1884),Contribución al conocimiento de los mamíferos fósiles de la Argentina (1889),Las formaciones sedimentarias y Mi credo (1906) y El origen del hombre(1907).

El Origen poligénico del lenguaje fue su obra póstuma que no llegó a terminar.

Florentino Ameghino fue iniciado masón en la Logia Luján y posteriormente trabajó en la Logia Lumen 200 de la localidad bonaerense de Moreno. Falleció en La Plata el 6 de agosto de 1911 cuando aún se financiaba junto con su hermano Carlos de los escasos producidos por una librería en la capital provincial.

La Masonería Argentina, empeñada en el rescate de los hermanos masones que cimentaron con su trabajo y ejemplo el prestigio de nuestra Institución, recuerda a Florentino Ameghino al cumplirse 101 años de su pase al Oriente Eterno.