Luis Maria Drago

Político, periodista y abogado, cursó sus estudios superiores en la Universidad de Buenos Aires. Nieto de Bartolomé Mitre, trabajó en el diario La Nación del que fue su editor en 1881. Posteriormente fue Juez de lo Civil, Consejero de la Corte de Apelaciones provincial y Procurador General de Buenos Aires.

Autor de Los Hombres de presa (1888), basada en la doctrina del positivismo italiano, se publicó en Italia con prólogo de Lombroso. Sobre esa base participó de la creación de la Sociedad Antropológica Jurídica de Buenos Aires para apoyar las reformas a la legislación penal argentina.

Cuando el Presidente Julio Argentino Roca le ofreció el Ministerio de Relaciones Exteriores, debió intervenir ante el bloqueo y ataque de una flota de veinte buques de Gran Bretaña, Alemania e Italia a las costas venezolanas por la falta de pago de los servicios de la deuda externa. El dictamen del Ministro señaló que “ninguna potencia europea puede obligar a una república americana, por medio de la fuerza, al pago de las deudas públicas contraídas con los estados o los súbditos extranjeros”. Ese texto, conocido desde entonces como “Doctrina Drago”, fue adoptado por el Derecho Internacional.

En 1909, Drago fue designado miembro del Tribunal Arbitral para resolver un conflicto entre Inglaterra y Estados Unidos sobre la pesca en el Atlántico Norte. El cuerpo, compuesto de cinco miembros, se reunió en La Haya en 1910 y su fallo fue aceptado por los dos países. En 1912, Drago fue elegido diputado en tanto renunció a su cargo de Embajador en Estados Unidos por razones de salud.

Falleció en 1921, había nacido el 6 de mayo de 1859.

Fue iniciado masón en la Logia Estrella del Oriente N° 27, el 11 de setiembre de 1879. Poco después participó de la fundación de la Logia Abraham Lincoln N° 66 de Mercedes, provincia de Buenos Aires, de la que fue su Venerable Maestro (Presidente) durante dos períodos. También fue fundador de la Logia La Plata N° 80. Entre 1901 y 1902 se desempeñó como Primer Gran Vigilante de la Gran Logia de la Argentina a la que representó en 1907 durante los actos del sesquicentenario de la Masonería de Holanda.

Roberto Payró

Periodista, escritor y dramaturgo, pasó su juventud en Bahía Blanca, su “Pago Chico”, antes de instalarse en la Ciudad de Buenos Aires.

  En Bahía Blanca fundó el diario La Tribuna, de vida efímera. Ya en la Capital Federal participó en la Revolución del ‘90 e integró posteriormente el grupo fundador del Partido Socialista. Más tarde abandonó la tarea política y se consagró a la literatura y el periodismo.

Trabajó en los diarios La Prensa y  La Vanguardia. Ingresó al diario La Nación en1890 que lo envió a un  extenso viaje por las costas patagónicas, Tierra del Fuego e Isla de los Estados. Sus crónicas dieron lugar a su libro  La Australia Argentina, con prólogo de Bartolomé Mitre.

Como dramaturgo, Payró demostró su preocupación por los destinos del país en Sobre las ruinasMarco SeveriQuiero vivir contigo y Fuego en el rastrojo.

También produjo relatos y ensayos, entre ellos  El Falso IncaEl casamiento de LauchaPago ChicoEn las tierras de Inti yDivertidas aventuras del nieto de Juan Moreira,  escrito durante su estada en Bélgica.

De nuevo en la Argentina en 1922, retomó el periodismo y la literatura con sus novelas El capitán VergaraEl Mar Dulce,Nuevos Cuentos de Pago Chico y Chamizo, y sus obras Quiero vivir contigo Fuego en el rastrojo, entre otras.

Fue iniciado masón el 13 de febrero de 1887 en la Logia Estrella Polar N° 78 de Bahía Blanca.

Falleció en Lomas de Zamora, el 5 de abril de 1928. Había nacido en Mercedes, Provincia de Buenos Aires, el 19 de abril de 1867.

Juan Agustín García (h)

Considerado uno de los fundadores de la Sociología Argentina, obtuvo el título de abogado después de cursar sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de Buenos Aires. Fue, además,historiadorsociólogo y pedagogo.

Tras publicar su libro Nociones de Geografía Argentina, recorrió Europa durante dos años. A su regreso, asumió como Director de la Inspección General de Colegios Nacionales y Escuelas Normales, hasta 1892. Luego fue designado fiscal en lo criminal y, sucesivamente, juez de instrucción, juez en lo civil y miembro de la Cámara de apelaciones en lo Federal.

En forma simultánea ejerció las cátedras de Introducción a las Ciencias JurídicasSociología,Derecho Público EclesiásticoDerecho Civil e Introducción al Derecho en las universidades de Buenos Aires y La Plata, y la Facultad de Filosofía y Letras. Tras la reforma universitaria (1918) fue interventor de la Universidad de Buenos Aires donde ejerció la docencia hasta su fallecimiento (1923).

Juan Agustín García (h) escribió Introducción al Estudio de las Ciencias Sociales Argentinas,Sobre el teatro nacional y otros artículos y La ciudad Indiana, su obra más reconocida. Su tarea literaria está reunida en Memorias de un sacristán (1906), La Chepa leona (1910) y En los jardines del convento (1916).

Fue iniciado masón en la Logia Docente (1883) y desde 1906 integró la Logia Unión del Plata N° 1. Había nacido en Buenos el 12 de abril de 1862.

Antonio Machado

Perteneciente a la “Generación del 98” fue hijo de un recopilador de la poesía popular andaluza. Con su hermano Manuel, otro destacado hombre de letras, escribió obras de teatro. Llegó a Madrid en 1883 como profesor de la Universidad Central donde completó su formación intelectual, liberal y progresista. 

Diez años después publicó sus primeras prosas en La Caricatura. Conoció Francia en compañía de Manuel en 1899, trabajó como traductor de español para la Casa Garnier y entró en contacto  con los poetas simbolistas franceses, en especial Paul Verlaine y el  nicaragüense Rubén Darío. En 1903 dio a conocer Soledades,  su primer poemario. Poco después ganó la cátedra de Lengua Francesa en un instituto de Soria. Publicó entonces  Proverbios y Cantares. Volvió a París con una beca en la Sorbona para los cursos de Henri Bergson. A su regreso vivió en Segovia y Madrid, donde ingresó como miembro de la Real Academia Española. 

La sobriedad de su poesía y las  reflexiones que lo acercan al pueblo, han hecho de Antonio Machado uno de los poetas que más ha relacionado la poesía con las expresiones populares. 
 
Defensor de la república en la Guerra Civil Española, gravemente enfermo y al borde de la ceguera marchó a Valencia en 1936 hasta exiliarse en Colliure, Francia, donde falleció el 22 de febrero de 1939. Había nacido en Sevilla el 26 de julio de 1875
.

 

Antonio Machado fue iniciado masón en la Logia Mantua de Madrid  perteneciente a la Gran Logia Española (1930).  Así lo consignó el historiador Emilio González López, profesor en la City University de Nueva York, en su trabajo El sol de la fraternidad

 

La Masonería Argentina rinde homenaje  al gran poeta español y saluda en él a uno de sus queridos hermanos universales.

Josè Marti

Fue uno de los grandes poetas de América Latina en la etapa de transición al modernismo.

Estudió desde sus doce años de edad en el colegio del poeta Rafael María de Mendive. Fue detenido por su adhesión a los grupos independentistas cuando contaba diecisiete años y condenado a seis años de cárcel con trabajos forzados. Fue indultado por su mal estado de salud y deportado a España donde publicó su dramaAdúltera. Poco después se licenció en Derecho y Filosofía y Letras por la Universidad de Zaragoza.

Visitó Europa y América durante tres años y se radicó en México donde se casó con la cubana Carmen Sayes Bazán. La “Paz de Zanjón” dio concluida la guerra de los Diez Años y regresó a Cuba pero fue deportado por su pasado revolucionario. Vivió entonces en Nueva York donde organizó un nuevo proceso revolucionario en Cuba, fundó el Partido Revolucionario Cubano y la revista Patria (1892).

Aliado con el generalísimo Máximo Gómez, puso en acción el proceso de la independencia cubana, partió al frente de un grupo pequeño, pero murió a manos las tropas realistas (1895). Había nacido en La Habana el 28 de enero de 1853.

José Martí es el autor de IsmaelilloVersos libresLa edad de oro y Versos sencillosAmistad funesta, también llamada Lucía Jérez y firmada como Adelaida Ral fue su única novela. También escribió las obras teatralesAdúlteraAmor con amor se paga y Asala, organizó la revista infantil La Edad de Oro, donde publicó sus cuentosBebé y el señor Don PomposoNené traviesa y La muñeca negra. Entre otros medios de prensa, colaboró con el diario La Nación de Buenos Aires. Entre sus escritos son especialmente recordados El presidio político en Cuba (1871) y El Manifiesto de Montecristi.

En 1871 José Martí ya era Maestro Masón de la Logia Caballeros Cruzados N° 62, del Gran Oriente Lusitano Unido, bajo el nombre simbólico Anahuac. Se lo relaciona, además, con las Logias Libertad N°40 y Armonía N° 52.

La Masonería Argentina recuerda hoy al hermano que desde su juventud forjó el ideario de la libertad por la que luchó hasta ofrendar su vida. En jurisdicción de la Gran Logia trabaja en su homenaje la Respetable Logia José Martí 168, de la Ciudad de La Plata.